Los chocobizcochitos veganos rellenos de mantequilla de cacahuete por los que te enamorarás de mí

¡Buenas tardes hortera!

Hoy te traigo la receta de la que me siento más orgullosa. Estos chocobizcochitos rellenos de mantequilla de cacahuete son libres de tantas cosas que parece mentira que estemos hablando de algo que exista físicamente.

Estos hijos de satanás bollitos de chocolate fueron el resultado de la siguiente historia que voy a contarte: Hace un par de semanas quedé con una amiga que es intolerante al huevo y al gluten. Siempre anda comentando, de forma muy cansina, lo mucho que añora los bollos guarros de pastelería más guarra aún. Así que le llevé un postre, hecho por mí, sin dichos alérgenos (qué maja soy, la leche). Estaba rico, pero para mi gusto, algo plano, sin sorpresa y predecible (cuando me pongo intensita a lo Daviz Muñoz, no hay quien me aguante).

Entonces fue cuando di con un post escrito por Isabel, “la molona” como yo la llamo, dueña y señora de www.unamadremolona.com, la cual sigo desde mis principios Instagrameros y a la que le tengo un especial cariño. No me preguntes por qué, será que me gusta la gente auténtica. Pero sigo, que me pierdo. En dicho post menciona que, casualmente, tiene las mismas intolerancias que mi amiga. Así que con ella encontré una segunda oportunidad para reformular mi primer intento de postre y hacerlo realmente atractivo.

Me encantan los retos, tanto como me gusta la combinación choco-cacahuete, así que tras varios fails y algún que otro berrinche, por fin llegué a la fórmula secreta que te desvelo más abajo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además de ser libres de gluten y huevo, tampoco llevan azúcar, ni lactosa. Deberían ponerle mi nombre a una calle o algo ¿no?

 

Ingredientes para 4-6 minibizcochitos:

  • 4 cucharadas de lino dorado triturado + 12 cucharadas de agua (sustituye al huevo, en caso de no ser intolerante, puedes utilizar 2 huevos, pero queda más rico con lino)
  • 1/4 taza de aceite de coco derretido
  • 1/4 taza mantequilla de cacahuete (yo utilizo Prozis)
  • 1/2 taza de compota de manzana (cantidad resultante de 1 manzana mediana)
  • 2/3 taza de sirope de arce sin azúcar (yo utilizo Joseph’s Maple Syrup Sugar Free)
  • 1/4 taza de cacao desgrasado sin azúcar añadido
  • 2 cucharadas colmadas de harina de coco
  • 3/4 taza de harina de mix de frutos secos sin freír y sin sal (yo utilicé nueces, avellanas y anacardos)
  • 1 + 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • pizca de sal

Ingredientes para el relleno:

  • 8-12 cucharaditas de mantequilla de cacahuete

Ingredientes para decorar:

  • 4 onzas de chocolate 85%
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • Sal en escamas/ sal gorda

Elaboración:

Dos horas antes de hacer la receta, enrolla en papel film dos cucharaditas de mantequilla de cacahuete, haciendo pequeños rollitos (en este caso del tamaño de los moldes), y mételos en el congelador. Esta receta es para 4-6 mini bizcochos, por lo tanto tienes que hacer 4-6 mini rollitos con dos cucharaditas de mantequilla de cacahuete por cada uno. Si no tuvieras mini moldes, y fueras a hacerlo en molde grande, haz un churro con las 8-12 cucharaditas de mantequilla de cacahuete y procede de la misma forma.

Pela la manzana, córtala en pequeños cubitos y añádelos a un cazo junto con un vaso de agua. Calienta a fuego lento durante 20-30 min, sin dejar de remover. Cuando veas que el agua se ha consumido y los trocitos de manzana ya están blanditos, machaca con un tenedor dichos trocitos y, sin dejar de remover, espera a que libere el resto de líquido. Cuando veas que empieza a pegarse, retira y deja enfriar.

Precalienta el horno a 180º. Tritura las semillas de lino hasta que queden como si fuera polvo y mézclalas con el agua. Deja reposar 5 minutos hasta que quede una textura de clara de huevo. Mezcla en un bol, con la ayuda de un batidor de mano, la mezcla de lino junto con todos los ingredientes húmedos, y seguidamente, todos los secos hasta conseguir una masa uniforme. Engrasa los moldes en caso de que no sean de silicona, y vierte la mitad de la masa hasta llenar 1/3 de los moldes. Seguidamente, saca del congelador los rollitos y desenróllalos del papel film. Coloca los mini rollitos de mantequilla de cacahuete congelados, en los moldes y vuelve a cubrir con el resto de la mezcla hasta llenar 2/3 de éstos.

Hornea durante 40-45min hasta que el cuchillo salga limpio, y deja enfriar. Una vez que estén a temperatura ambiente (importante, no me seas ansias), desmolda.

Mete en el microondas las onzas de chocolate junto con el aceite de coco y mezcla hasta conseguir una salsa de chocolate homogénea. Vierte el chocolate sobre los bizcochitos y sala al gusto. Mételos en la nevera para que solidifique el chocolate. ¡Y listo! Consérvalos en el frigorífico o congelador si no prevés comértelos pronto, #lodudo.

Te aconsejo que, aunque no seas ni vegan@ ni intolerante al huevo,  pruebes con la versión del lino. Le confiere un sabor realmente especial.

No hay creación (me encanta eso de “la creación”, parezco hasta importante) que me haya dado tantos disgustos, pero tampoco tantas satisfacciones, y sino que se lo pregunten a mis enanos y marido. Ahora se pasan el día pidiéndome “picochos molone” (bizcochos molones, que es como los he bautizado, en honor a mi Isabel). Eso los niños eh, mi marido no tiene ningún tipo de retraso.

Espero y deseo que te animes con esta receta. De veras pienso que, si no te convenzo con esta, no te conquistaré con ninguna.  Así que vete a hacer la compra y dame una alegría, #hombreya

¡Gracias por leerme!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No Comments

Leave a Reply