La receta de cookies de coco y chocolate que harás en bucle

¡Buenas noches hortera!

 

Te pasé una encuesta por Instagram y preferiste que publicara esta receta de cookies de coco y choco, antes que la de los bagels de coco. Sí, soy muy cansina con el coco, qué le vamos a hacer. Y por si fuera poco, tengo en mente crear una receta de bizcocho tropical de mango y coco (lo de tropical, debe ser por las ganas de vacaciones, y pulsera all inclusive, que tengo), así que te doy permiso para que me llames la #pesádelcoco. Prometo abandonarlo durante una temporada, palabrita de blogger.

La receta no puede ser más fácil de elaborar. Yo la suelo hacer entre peleas y gritos de mis dos hijos “mayores”, e incluso, a veces, con mi bebé de tres meses en brazos. Así que no hay excusa para sucumbir a tentaciones de pasillo de dulces, en el supermercado.

Es baja en carbohidratos, altísima en fibra, y apta para niños (obviando el edulcorante) y adultos. Ideales como desayuno, snack o para acompañar el café. ¡Además es bien resultona! Las galletas saludables más comunes, suelen hacerse con plátano, avena y huevo, y entre “nos”, bonitas lo que viene siendo bonitas, no quedan. Así que esta receta tiene un plus, siendo ideales para sorprender en cumpleaños infantiles, comidas con amigos, o encuentros familiares con cuñadas celosas.

¡Por cierto! ¿ya te he comentado que quedan crujientes? Pues sí, nada “chicletosas”. Galletas de coco 1 – galletas de avena 0.

 

cookies de coco y chocolate

 

Ingredientes para 8 cookies:

  • 1/3 taza de harina de coco
  • 1 huevo
  • 1/4 taza de aceite de coco derretido
  • 20 gotas/media cucharadita de postre de sucralosa (si vas a utilizar otro edulcorante, ojo, cada uno tiene un poder endulzante distinto)
  • 2 onzas de chocolate 85% sin azúcar derretido
  • 1 cucharada de coco rallado y un puñado más para decorar

Elaboración:

Empieza precalentando el horno a 180º. Mezcla en la batidora todos los húmedos (huevo, edulcorante y aceite de coco) y bate bien. A continuación añade los secos (la harina de coco y el coco rallado) y bate hasta que la mezcla quede uniforme. La textura no queda pegajosa, y te permite hacer bolitas con las palmas de las manos. Sobre papel de horno, extiende un poco de aceite de coco y dispón las bolitas sobre éste. Cháfalas con un par de dedos para que en el centro queden un par de agujeritos y se abran por los extremos. Seguidamente, decóralas con coco rallado y hornéalas durante aproximadamente 15 min, que es cuando estarán doradas. Cada horno es un mundo, así que no te entretengas si no las quieres… ¡morenitas!. Derrite el chocolate al microondas y baña en él la mitad de las cookies. Antes de que el chocolate solidifique, decora con un poco de coco rallado por encima, y déjalas enfriar sobre la rejilla del horno. ¡Y ya las tienes!

 

Y ahí las tienes, más bonicas que na’. Pobre de ti si sigues comiendo galletas basura teniéndome a mí y a propuestas como esta.

 

¡Gracias por leerme!

 

 

No Comments

Leave a Reply