Los helados fit aptos para todos los públicos

¡Buenas tardes hortera!

¡Mamma mia qué calor hace! Con este tiempo, como comprenderás, me las he tenido que ingeniar para elaborar una receta fresquita, que no sea pesada y por supuesto sanota, para esos snacks am o meriendas de fin de semana. Estos helados fit son aptos para todos los públicos, sí. Para los mayores que se cuidan (o pasan un kg), para los más pequeños de la casa, para las que están recién paridas y llevan una de esas fajas asfixiantes (cada vez que suben las temperaturas, me acuerdo de mi postparto con Lucas), para las que están menopáusicas “perdías”… Ahora me viene a la cabeza ese anuncio de Coca-cola que decía: “para los altos, para los bajos…”. Pues eso, esta receta es para TODOS.

Continuamente nos asaltan noticias con estudios acerca de lo malo que es este producto o lo bueno que es tal otro, haciendo así que cada vez se tenga más consciencia del impacto que tiene la alimentación en nuestra salud. Así que si eres de esas mamis preocupadas por tu salud y la de los tuyos, si eres de las que lleva un estilo de vida fitness y te pirran los helados, si eres… (ya estamos con el anuncio). Vamos, que seas quien seas, esta receta va a encantarte y además es fácil de elaborar, deliciosa, barata (solo necesitarás comprar los moldes e ingredientes básicos) y sana sanísima.

Jugué con dos recetas, una para cada momento del día. Los helados de fresa son ideales para media mañana por su contenido en hidratos y grasas buenas. Los de chocolate son altos en proteína y grasa, así que son perfectos para las meriendas. A no ser que entrenes por las tardes, y ambas opciones sean buenas para ese momento del día.

Debo decir que seguiré experimentando con nuevos sabores. Todavía sigo cabreada con los de Magnum por haber retirado su edición limitada de mantequilla de cacahuete (¡habráse visto!), así que, como buena adicta al peanut, tengo en la cabeza elaborar la versión saludable del helado en cuestión.

Siempre fui muy buena comercial (las clientas me temían en mis épocas de Corte Inglés) pero es que es real cuando te digo que si no elaboras esta receta, es que no eres demasiado inteligente (y así de ancha me quedo).

Así que, después de convencerte (porque lo he hecho y lo sabes), va, haz pantallazo con el móvil que te nombro los ingredientes.

 

Ingredientes para el helado de fresa:

  • 2 fresas troceadas congeladas
  • 1/2 plátano troceado y congelado
  • 1 cucharada de crema de coco (de la parte grasa que se queda arriba pegada a la lata)
  • 1 chorrito de agua o leche de coco

Ingredientes para la cobertura del helado de fresa:

  • 1 cucharada de cacao desgrasado sin azúcares añadidos
  • 1 cucharada de sirope de maple sin azúcar (yo utilizo Joseph’s sugar free Maple Syrup)
  • 1 cucharada de aceite de coco derretido
  • 1 cucharada de pistachos tostados machacados

 


 

Ingredientes para el helado de chocolate:

  • 1/2 aguacate maduro
  • 1 cucharada de cacao desgrasado
  • 1/2 scoop de whey protein (yo utilizo Gold Standard Whey Protein)(es opcional, si no tienes echa 1/2 cucharada de sirope de maple para endulzar el cacao, y listo)

Ingredientes para la cobertura del helado de chocolate:

  • 1 cucharada de cacao desgrasado sin azúcar añadido
  • 1 cucharada de sirope de maple sin azúcar (yo utilizo Joseph’s sugar free Maple Syrup)
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharada de protein crunch  (yo utilizo My Body Genious) (es opcional, en su lugar puedes utilizar frutos secos machacados)
  • 4 frambuesas

(Sobra decir que si esta receta la quieres hacer para los peques de la casa, obvia la whey protein, el protein crunch y  utiliza sirope de maple sin edulcorar)

 

Elaboración para ambos helados:

Bate todos los ingredientes hasta que quede una mezcla uniforme y añádela a los moldes. Congela. Cuando sepas que ya queda poco para que acaben de enfriar, mezcla el aceite de coco, el sirope de maple y el cacao desgrasado, y calienta 3 segundos en el microondas. Pasadas 2h-3h (el tiempo dependerá de lo grandes que sean tus helados y cuánto tarde tu congelador en endurecerlos), desmolda. Seguidamente, con la ayuda de una cuchara, vierte el chocolate templado sobre los helados. Antes de que el chocolate coja temperatura al contacto con éstos y endurezca, rebózalos sobre pistachos (en el caso del helado de fresa) o en los crujientes de proteína de chocolate (en el caso del helado de chocolate), y vuelve a congelar. Mientras, mete las frambuesas al microondas por 10 segundos y aparta. Pasados 10 minutos, vuelve a sacar los helados de chocolate y decora poniendo encima la mermelada de frambuesa. Vuelve a congelar, y… ¡listo!

Mucha explicación para pasos tan sencillos e intuitivos, pero bueno, si eres de las que necesitan que te lo den todo masticado (o eres más “cortica”, como dice mi madre, que la media), la receta tan detallada te ayudará a salir airosa.

Para las poco espabiladas (ya te he dicho que son aptos para todos los públicos), los moldes los compré en María Lunarillos, y me llegaron en menos de 24h (son un@s monstru@s).

 

Pues esto es todo amigos, seguiremos informando. Bueno, eso si sobrevivimos a este calor de los infiernos…

 

¡Gracias por leerme!

 

 

 

1 Comment

  • Reply Maria 15 junio, 2017 at 7:52 pm

    Interesante lo del molde xq yo lo he hecho todo y lo he metido en un tarro y ahora tengo q descongelarlo cada vez q quiera.ademas q es barato!ya te diré q tal me quedan!gracias x el receton y las fotazas!

  • Leave a Reply