Fit French Toast, o lo que es lo mismo, Torrija versión saludable

¡Buenas tardes!

Después de hacerme de rogar mucho, hoy, como regalo del día de la madre, te traigo la receta de la tradicional french toast pero en versión saludable. Porque lo de torrija como que suena peor ¿no? Supongo que me viene a la cabeza eso de “llevas una torrija que pa qué”. Bueno que me voy, a lo que iba. Este postre típico de Semanta Santa, pues hombre como que muy fit, no es. La receta original lleva pan (con harinas refinadas y bien de mierdas aditivos) leche o vino, miel y especias, y va frita en aceite, lo que supone ser una bomba de azúcares y grasas de aúpa. Y las pobres proteínas, que son las que de verdad nos sacian, no están por ningún lado. Y como yo ando todo el día loca perdida dándole vueltas a la cabeza para transformar recetas tradicionales en aquellas que pueda incorporar en mi dieta diaria, pues aquí va mi versión de este dulce tan apetecible.

Así que ya, sin más dilación, ahí va lo que realmente te interesa.

 

 

Ingredientes:

  • 2 rebanadas pequeñas de pan 100% integral
  • 3 claras de huevo
  • 1 chorrito de leche vegetal (coco, almendras… la que tengas)
  • 1/2 medida whey protein del sabor que quieras (es opcional pero yo utilicé la de Sascha Fitness)
  • 1 cucharada de postre de canela
  • 1 cucharada de postre de cacao desgrasado
  • 1 chorrito de sugar free Maple Syrup (yo utilizo Joseph´s Sugar Free Maple Syrup)
  • 1/2 taza frutos rojos

Elaboración:

Mezcla todos los ingredientes excepto el sirope de maple y los frutos rojos. Empapa el pan durante un par de minutos mientras pones una sartén a calentar. Una vez que esté la sartén muy caliente incorpora el pan empapado. Vuelta y vuelta… ¡y listo! Termina añadiendo un chorrito de sirope de maple y frutos rojos (los de otros colores también valen). Si te sobra mezcla, ¡no la tires! (ahora me viene a la cabeza esa frase “madril” que dice: “con los niños que se mueren de hambre… y tú tirando la comida”). Pásala por la sartén al estilo huevos revueltos porque esa es la ración de proteína del desayuno. Si decides pasar un kilo de los niños de África (y de mí) te arriesgas a tener más hambre que el perro de un ciego, antes de lo previsto.

 

Bueno, fácil ¿no? Pues a ver quien es el tonto (ojo, sin faltar) que sabiendo lo sencillo que resulta alimentarse en condiciones, va y sigue desayunando el “relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor” y el croissant. (Ay Anita… ¡tú sí que llevas una torrija que pa’ qué!)

 

¡Gracias por leerme!

1 Comment

  • Reply Cómo perder peso rápidamente cuando tienes niños - Con M de Madre 11 junio, 2017 at 10:14 pm

    […] Desayuno: tortitas caseras de avena sabor chocolate con un plátano/ rebanada de pan de centeno con loncha de jamón dulce y un cuarto de aguacate/ 1 bol con granola casera y frutos rojos cuya receta de Lis puedes ver aquí (yo todavía no la he probado y debo hacerla ya!)/ 1 fit french toast cuya receta tenéis aquí/ […]

  • Leave a Reply