La Bounty bar fit que querrás devorar

¡Buenos días!

Si eres de las que, como yo, te pirra el coco en todas sus formas y versiones, esta receta no puedes perdértela. Estas Bounty bars fit van a ser tus aliadas para antojos de postre en la comida o como snack am. Si nunca has probado la versión no saludable, no pierdas el tiempo, éstas no tienen nada que envidiarles.

Como sabrás, (y si no ya me encargo yo de ponerte al corriente), las propiedades de este fruto son innumerables. Contiene muchas vitaminas y minerales, tales como magnesio, calcio, fósforo, potasio, yodo, sodio… El agua que contiene su interior, es perfecta como bebida isotónica, para reponer electrolitos que se pierden con el sudor, después del entrenamiento. Además, contiene muchísima fibra, la cual ayuda a disminuir el colesterol malo y es nuestra aliada en épocas de estreñimiento. ¿Quieres más razones por las cuales comer coco? (No me tientes, que puedo llegar a ser muy cansina).

Si estás en pérdida de grasa y te apetece (ponerte fina a Donetes) darte un capricho después de comer, ten en cuenta que son bajas en hidratos de carbono pero altas en grasas buenas, así que intenta no añadir más alimentos de ese macro, en esa comida.

Así que sin más dilación… (redoble de tambores)… ¡ahí va la receta!

 

 

Ingredientes para el relleno:

  • 100gr de coco rallado
  • 2 cucharadas de sugar free maple syrup (yo utilizo Joseph´s Syrup sugar free)
  • 1 cucharada de leche de coco (de la parte sólida que queda arriba)
  • 1 cucharada de mantequilla de anacardo (yo utilizo Prozis Food), si no tienes, puedes obviarla y añadir otra cucharada de leche de coco

Ingredientes para la cobertura:

  • 1/3 taza cacao desgrasado sin azúcares añadidos
  • 1/3 taza aceite de coco derretido
  • 1/3 taza de sugar free maple syrup

 

Elaboración:

Bate todos los ingredientes del relleno. Forma las PEQUEÑAS barritas (tamaño snack, ojito a la porción, que nos conocemos), y congélalas durante una hora. Mientras, mezcla los ingredientes para la cobertura y calienta 10 segundos en el microondas. Con ayuda de un tenedor, como si de croquetas se tratase, reboza las barritas congeladas en el chocolate templado, y una vez hayas acabado con todas, vuelve a congelarlas durante 30minutos. Consérvalas en nevera.

 

Ahora que ya te voy desvelando mis secretos para mantener este estilo de vida sin sufrir demasiado, no tienes excusas para no cuidarte. Ganar en salud a todos los niveles, no solo físicamente, debería ser una prioridad para todos. Qué pena que la industria alimentaria no esté de nuestra parte (están demasiado ocupados contando billetes). Así que no seas tonta (así de claro te lo digo), prepara recetas antiantojos como esta, para momentos de debilidad. Ya tendrás tiempo de ponerte hasta las cejas de comida chatarra en tu cheat meal semanal.

 

Y ahora que ya te he pegado la chapa sobre la importancia de cuidarse, ¿vas a hacerme caso?

 

¡Gracias por leerme!

 

 

2 Comments

  • Reply Cómo perder peso rápidamente cuando tienes niños - Con M de Madre 11 junio, 2017 at 10:26 pm

    […] Media mañana: una pieza de fruta y un puñado de frutos secos no salados ni fritos/ rebanadas de boniato asadas con guacamole casero/ 1 bounty bar fit cuya receta de Lis tenéis aquí […]

  • Reply Los snickers fit que comerás con efecto boomerang - Lis Valera 31 julio, 2018 at 7:45 pm

    […] y lo que antes era un manjar, ahora no lo quiero ni bendita. De hecho, tanto la versión de los “bounty bar” que creé el año pasado, como esta de “snickers”, me gustan más que las […]

  • Leave a Reply